Cómo prevenir las estrías en el embarazo

Cómo prevenir las estrías en el embarazo
Cómo prevenir las estrías en el embarazo

Muchas mujeres aceptan las estrías como algo inherente al embarazo. Si tienes la suerte de tener una piel elástica, tendrás la suerte de evitarlas, en caso contrario, se aceptan como algo natural.

Sin embargo, podemos hacer muchas cosas para evitar la aparición de esas poco estéticas estrías. A continuación os damos algunos consejos para evitar su aparición.

  • Mantenerse bien hidratada es fundamental: Durante el embarazo se forma una enorme bolsa de agua para alojar a tu bebé, por lo que tu cuerpo tiene una mayor necesidad de hidratación. Tu piel también necesita ser más hidratada para mantener una elasticidad óptima. Se recomienda beber entre 8-12 vasos de agua al día. Debemos de prestar atención a  determinadas señales que pueden indicarnos que debemos hidratarnos más. Los labios o la garganta secos son un signo seguro de deshidratación. El cansancio, los dolores de cabeza, o una falta de concentración pueden ser también una señal de que estás deshidratada.
  • Una dieta adecuada: La forma en que comemos es extremadamente importante para la elasticidad de la piel. Una alimentación ideal para la elasticidad de la piel podría incluir alimentos ricos en colágeno como los caldos hechos con huesos y la gelatina, vitamina A, C y E, y mantener un buen equilibrio de ácidos grasos omega 3 y 6.
  • Aceite de oliva: el aceite de oliva es rico en vitamina E, de propiedades antioxidantes, y que beneficia la salud de la piel mejorando la circulación de la sangre y produciendo un efecto antien-vejecimiento. Para aprovechar sus propiedades lo mejor es aplicarlo antes de la aparición de las estrías, como preventivo. Una vez aparecidas las estrías, es más difícil su total desaparición. Tan sólo debemos de aplicar aceite de oliva virgen extra sobre la zona donde tengamos las estrías, dejar actuar durante 15 minutos y después aclarar con agua. Debemos repetir la aplicación al menos dos veces al día.
  • Cremas antiestrías: en el mercado existen también innumerables cremas antiestrías de calidad como la crema antiestrías de suavinex

No te resignes, las estrías en el embarazo pueden evitarse.

Posturas sexuales para quedarse embarazada. Mitos y realidades

Posturas sexuales para quedarse embarazada. Mitos y realidades
Posturas sexuales para quedarse embarazada. Mitos y realidades

Hay una serie de leyendas urbanas que relacionan determinadas prácticas sexuales con unas mayores posibilidades de quedarse embarazada. En este post vamos a resolveros las dudas sobre tres cuestiones que quizás sean las más extendidas:

¿Son mejores unas posturas sexuales que otras para quedarse embarazada?.

No hay evidencia de que alguna postura sexual en particular sea mejor que otra para quedarse embarazada. Puedes haber oído que las posturas que favorecen depositar los espermatozoides más cerca del cuello uterino, como la posición del misionero (hombre encima), son más prometedoras que otras posiciones. Sin embargo, no hay estudios que apoyen esta tesis.

El control del tiempo, por otro lado, es un factor crucial. Para aumentar la probabilidad de quedarse embarazada, se deben tener relaciones sexuales un día o dos antes de ovular y luego otra vez en el día de la ovulación.

¿Tener un orgasmo ayuda a quedarse embarazada?.

Algunas personas creen que si una mujer llega a su clímax después de que su pareja eyacule, aumentan sus probabilidades de quedar embarazada, pero no hay ninguna evidencia detrás de esta idea tampoco.

El orgasmo femenino no es un componente necesario de la concepción, pero es posible que las contracciones uterinas pueden ayudar a transportar los espermatozoides hacia las trompas de Falopio. Estas contracciones indoloras suceden involuntariamente incluso cuando no se tienen relaciones sexuales, sobre todo en la época de la ovulación.

¿Debo permanecer acostada después de tener relaciones sexuales?.

No hay ningún tipo de evidencia científica sobre esta cuestión, pero lo que sí está claro es que no puede hacer daño. Permanecer en posición horizontal durante 15 minutos, más o menos, después del coito permite que una mayor cantidad de semen permanezca en la vagina. Por supuesto, hay millones de espermatozoides en cada eyaculación, por lo que deben de quedar en cantidad más que suficiente en la vagina, incluso si te levantas de inmediato.