Cómo elegir los pañales para tu bebé

Cómo elegir los pañales para tu bebé
Cómo elegir los pañales para tu bebé

En la elección de los pañales para tu bebé influyen dos factores fundamentales: el bienestar de tu hijo y tu estilo de vida, necesidades y preferencias.

Existen dos tipos de pañales: los desechables y los de tela. A continuación os hablamos de cada uno de ellos

Pañales desechables

Los pañales desechables requieren menos cuidado y atención por tu parte que los pañales de tela. Si decides usar un pañal desechable en lugar de otro de tela, lo primero que debes considerar es su tamaño. Conforme crece tu bebé, también cambiará el tamaño de su pañal desechable. Esto afecta a la absorbencia del pañal que necesitará, así como la frecuencia con la cual los cambiarás. No dejes a tu bebé con un pañal mojado o sucio por más de 3 a 4 horas, no sólo estará incómodo e inquieto, sino que aumentarán las posibilidades de irritaciones en la piel.

Para evitar irritaciones es conveniente el uso de crema en cada cambio de pañal. Hay diferentes marcas de cremas para el cambio de pañal, utiliza la que mejor le vaya a la piel de tu bebé.

Los pañales desechables tienden a ser más cómodos para los bebés (son tan absorbentes que los bebés no se sienten mojados) y también son mucho más fáciles para las mamás y los papás.

Se recomienda el uso de un práctico contenedor de pañales para desecharlos de manera cómoda, higiénica e inodora.

Pañales de tela

En general, los pañales de tela son más respetuosos con el medio ambiente, pero aumentan tus tareas de lavandería y requieren más de tu tiempo y energía. Además de lavarlos, debes doblarlos y usar alfileres de seguridad (imperdibles) y cubiertas de plástico. Una vez que hayas decidido qué tipo de pañal de tela quieres usar, piensa también en qué forro y cubierta de pañales puedes necesitar.

En la mayoría de los casos, los niños dejan los pañales aproximadamente a los 18 meses, que ya saben cuándo tienen que ir al baño y van solitos.

Hay una serie de expertos en el desarrollo del bebé, incluyendo bastantes pediatras, que consideran que los bebés no son físicamente capaces de controlar sus esfínteres hasta que tienen 12 meses y que sólo tienen un control limitado cuando cumplen los 18 meses.

Cuando enseñas a un bebé a dejar los pañales, los accidentes son parte del método. Hay que estar preparado para limpiar y lavar en aquellos momentos en los que la interacción con las señales de tu bebé no funcione o no puedas llevarlo a su orinal o al baño a tiempo.

Después de estas consideraciones, esperamos que la elección de los pañales de tu bebé te sea más fácil.